Ha llegado la temporada de sno-ball en Nueva Orleans, y con ella una variedad de sabores que van más allá de la típica fresa o el pastel de bodas. El hielo raspado fino combinado con jarabe dulce realmente da en el clavo en un cálido día de primavera y, por suerte para ti, varios lugares de la ciudad ofrecen todo lo que te apetece. Dulce, especiado, clásico o creativo: ¿Qué sabor de sno-ball eres?